Cuando desperté el dinosaurio estaba allí

por Verónica Díaz

Mi libro ya está a la venta.

¡Mi libro ya está a la venta! Un sueño cumplido.

Mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.

Mario Benedetti.

IMG_4611

Era enero de 2015 cuando empecé la aventura de transcribir mi experiencia con el cáncer. Los siguientes doce meses me los pasé sacando de mi interior una historia que estaba deseando salir en forma de palabras desde el mismo día que recibí el diagnóstico, pero que no había encontrado su momento hasta entonces.

Nunca escribí ni una sola palabra dudando de que ese proyecto de libro fuera publicado. Confié plenamente en mí; sabía que estaba creando algo que merecía darse a conocer porque tenía el potencial de ayudar a mejorar la vida de muchas personas. Y así espero que sea.

Tan solo tres meses después de ponerle el punto y final a ese manuscrito, la editorial Amat se interesó en él y decidió publicarlo. Todo ha pasado muy rápido, pero me gusta pensar que cuando estás abierta y disponible para los milagros, éstos suceden.

Y con milagros no me refiero a acontecimientos bíblicos o sobrenaturales en los que el mar se divide en dos o el ciego comienza a ver. Me refiero a tener la posibilidad de ver los sueños cumplirse como fruto del esfuerzo, la dedicación y la confianza plena. Me refiero a valorar todo lo que tenemos sin darlo por sentado. Dicen que hay dos formas de vivir: como si nada fuera un milagro, o como si todo fuera un milagro. Yo soy de las que escogen la segunda opción.

IMG_4617

Poco a poco me he hecho consciente de lo importante que es para las personas sentirnos comprendidas, motivadas y esperanzadas, y lo valioso que es escuchar un “tú puedes” o un “todo va a salir bien” de alguien significativo para ti. Y es que ya lo dice la película del Exótico hotel Marigold “Al final todo saldrá bien, y si no sale bien es que no es el final”. Son muchos los propósitos que persigo con este libro y muchos los logros personales que he alcanzado mientras lo creaba, pero si hay un objetivo que siempre ha destacado por su importancia para mí, es el de infundir esperanza y motivación en sus lectores.

Hoy cumplo un sueño y me gusta hacerlo con los  pies en la tierra, porque en alguna parte del camino me he dado cuenta de que este libro no me importa ya tanto por mí como por aquellos a los que les pueda hacer bien, que espero, sean muchos. Creía que el objetivo a alcanzar era este día. El día en que alguien pudiera comprar una historia escrita por mí. Pero resulta que no es así, que el camino más bonito es el que empieza ahora, cuando podéis hacer que mis palabras sean en realidad vuestras.

Gracias por vuestro apoyo y cariño,

Con amor,

Verónica.

 

4 Respuestas

Dejar una respuesta